La UPrO recibió un auto y dos motos tras realizar gestiones en el PRONACOM


La Universidad Provincial de Oficios (UPrO) recibió un vehículo y dos motos para que puedan realizar prácticas sus alumnos. Fue a través del plan Pronacom luego de haber cumplido con los requisitos que se imponen desde este programa.

La UPrO, recibió un Renault Koleos modelo 2017, dotado de un motor 2.5 con caja automática y en su versión full. Además, pensado para las prácticas de la Carrera de Mecánica de Motos, ingresaron dos ejemplares: una Honda 350 y una Yamaha 350 XLD.

El Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRONACOM), del Ministerio de Seguridad de la Nación, establece que los automotores abandonados, perdidos, decomisados o secuestrados, cuyo dominio corresponda al Estado Nacional o a los Estados Particulares, deberán ser descontaminados y compactados en forma previa a su disposición en calidad de chatarra. En el marco de este procedimiento, el PRONACOM colabora también con instituciones técnicas, donándoles varios motores de motos, que están en condiciones de ser sometidos a compactación y de inutilizarse, para poder ser trabajados con los alumnos.

La UPrO solicitó usar estos vehículos para prácticas, y estableció cuál es el espacio que tiene para alojarlos estos, en qué unidad curricular va a impactar y quiénes serían los docentes que están a cargo de este proyecto. El proyecto se lo plasma en papel, se lo firma, se rubrica con la firma de los docentes que van a intervenir y se envía vía correo electrónico a una casilla especial que tiene el Ministerio.

La UPrO se inscribió, envió el proyecto al Ministerio fundamentando cómo iba a utilizar lo que retiró. Una vez aprobado el proyecto se fijó una fecha para ir a seleccionar vehículos, quedó pre-seleccionado para la institución y a partir de ahí se generó un expediente. Las gestiones fueron realizadas por la Secretaría Académica de la UPrO quien logró esto después de mucho tiempo dedicado a esto.

Esto tiene un beneficio directo de tener material didáctico de última generación y cumple con el beneficio de reutilizar vehículos que estaban para ser compactados. Para los alumnos y también para los docentes tienen valor pedagógico y didáctico trabajando en dos especialidades, tanto en automotores como en computación ya que los vehículos que llegaron a la UPrO tienen tecnología que permite cruzar las prácticas profesionalizantes desde le mecánica y la electrónica.

 

Diego Gabriel Odorico

Prensa Universidad Provincial de Oficios